El 25 de Julio de 2012, a las 17:08:45 h

Entrevista a Rafael Méndez Cobos

Entrevista a Rafael Méndez Cobos

¿Cuándo y por qué nace Mpapa?

Mpapa nace poco a poco, vamos introduciendo distintas plantas, vitaminas, complementos dietéticos, y en mi caso pues he estado haciendo de creador de la fórmula y de conejillo de indias.  Desde que empecé a investigar  han pasado más de 15 años. Recuerdo que comencé haciendo infusión de diente de león, cardo mariano y alcachofera. En ayunas tomé jalea real y bastante  agua. Al rato note que había mejorado mi resaca. Y al día de hoy, Mpapa elimina todo el cortejo de síntomas que provoca una resaca: dolor de cabeza, náuseas, mareos, tristeza, culpabilidad, apatía… etc.

¿Cuáles son sus propiedades?

Mpapa es un producto alimenticio nuevo y exclusivo, totalmente natural, compuesto a base de extractos de plantas aromáticas que favorecen el proceso digestivo, aliviando y contrarrestando los síntomas adversos que se producen cuando ingerimos desordenadamente alcohol o alimentos en cantidades excesivas. Los principios activos de sus componentes naturales favorecen, además, la desaparición total del malestar general del día siguiente a la ingesta excesiva de alcohol (resaca).

¿Cuáles son los componentes de Mpapa?

Está elaborado a partir de extractos herbáceos ricos en fitonutrientes, como el cardo mariano, diente de león, romero, agua, manzanilla, antioxidante (ácido ascórbico), conservante (sorbato potásico) y ácido cítrico; además de plantas que estimulan la acción depurativo-drenadora del hígado y de la vesícula biliar. Lo que hacen estos componentes es aumentar unas enzimas específicas del tubo digestivo (páncreas-hígado y vesícula) que convierten el alcohol que circula en nuestra sangre en glucosa.

¿En qué momentos de la vida cotidiana y/o de una enfermedad debe ingerirse Mpapa? ¿En qué dosis?

Siempre que tengamos  los síntomas de una dispepsia (mala digestión): ardores, gases, pesadez de estómago, irritabilidad, e incluso cefaleas. La dosis: un vial con agua con gas o con agua.  Aconsejo el agua con gas  por ser más digestiva  después de una comida copiosa y grasa. Igualmente y con más motivo si la comida ha sido una cena pantagruélica.

Imaginemos que estoy en una boda o en una barbacoa y he bebido más de lo permitido. Mpapa me ayuda  a recuperar los niveles permitidos de alcohol en sangre para conducir. ¿Con qué antelación debo tomarme estas hierbas para que surtan efecto antes de ponerme  al volante?

Una vez que se ha dejado de comer y beber  es el momento oportuno de tomar Mpapa (un vial). A continuación si podemos paseamos y beberemos agua  si apetece  durante una hora. Transcurridos los 60 minutos aproximadamente es el momento de hacer una medición con etilómetro y comprobar que podemos conducir. En caso que no verifiquemos con el alcoholímetro, mejor que conduzca la persona que no tomó alcohol. Para  asegurarnos un sueño reparador con buena digestión, tomaremos otro vial de Mpapa al llegar a casa. Y por su puesto por la mañana, sin resaca.

Y a los deportistas, ¿cómo les ayuda Mpapa?

Mpapa es un suplemento nutricional en el ámbito deportivo de alto rendimiento. Te ayuda a ejercitarte más a fondo, te vuelves más fuerte, juegas más tiempo, manteniéndote concentrado. Colabora en la rápida recuperación muscular. Como incorpora nutrientes adaptogénicos  y coenzimáticos, aumenta la energía para adaptarnos al esfuerzo físico y retrasa el cansancio en los esfuerzos violentos.

Acelera las reparaciones musculares, disminuyendo de forma espectacular los calambres y permitiendo una recuperación muscular más inmediata. Reduce la inflamación y el dolor muscular. Se toma un vial antes del comienzo del evento deportivo, durante y después de éste. Tres viales mínimo al día.

Efectos del alcohol sobre el organismo

¿Qué órganos de nuestro cuerpo están “comprometidos” en una borrachera? Y a nuestro cerebro, ¿cómo le afecta?... Hemos leído que cada borrachera destruye 1, 000,000 de neuronas…

En la práctica, cuando ingerimos alcohol su primer contacto es con el tubo digestivo, por lo que -hasta llegar a la circulación sanguínea- dañará directa o indirectamente los órganos que atraviese. Empezando por el esófago, puede provocar pirosis retroesternal o “ardores”, que no es más que reflujo gastroesofágico. En el estomago aumenta la secreción ácida, lo que lleva a una inflación de su mucosa. No debemos olvidar que se potencia el efecto de hemorragia gástrica, si lo acompañamos de la toma de algún analgésico-antiinflamatorio.

A nivel del intestino delgado puede provocar una diarrea, por varios motivos; uno de ellos es que de nuevo irrita su mucosa, también aumenta la motilidad, altera la capacidad enzimática y la absorción de agua y nutrientes. En el páncreas, predomina la pancreatitis agudas y crónicas, pero sobre todo en relación a un consumo crónico de alcohol, no agudo como referimos en concreto aquí.

El hígado es el órgano encargado de metabolizar el alcohol, que es transformado por las enzimas del hígado primero en acetaldehído y después en acetato y otros compuestos. Este proceso es lento y no está exento de daños (el acetaldehído despolariza las proteínas, oxida los lípidos, consume vitaminas del grupo B y daña los tejidos).

A nivel del aparato cardiovascular, el consumo agudo disminuye la capacidad de contractilidad del corazón. Clásicamente se ha asociado con la inducción de arritmias, ya que tiene efecto directo en el ritmo cardiaco, pero éstas están sobretodo descritas en consumidores crónicos, al igual que la aparición de la hipertensión.

En el sistema nervioso el consumo de alcohol inhibe gradualmente las funciones cerebrales. Afecta en primer lugar a las emociones (cambios súbitos de humor), a los procesos de pensamiento y al juicio. Si continúa la ingesta de alcohol se altera el control motor, produciendo mala pronunciación al hablar, reacciones más lentas y pérdida del equilibrio. Además altera la acción de lo neurotransmisores, modificando su estructura y función. Ello produce múltiples efectos: disminución de la alerta, retardo de los reflejos, cambios en la visión, pérdida de coordinación muscular, temblores y alucinaciones. Disminuye el autocontrol, afecta a la memoria y a la capacidad de concentración.

¿Qué es, a nivel orgánico, una “resaca”?   

La resaca es consecuencia de una deshidratación, desnutrición e intoxicación que sufre el organismo. En relación con la deshidratación, el alcohol provoca la inactivación de la hormona encargada de regular nuestro equilibrio hídrico. Ésta es conocida como hormona antidiurética o ADH, cuya función es a nivel renal. Es ahora cuando comprendemos que ante estas situaciones de ingestión aguda de este tóxico orinamos más que bebemos.

La intoxicación se explica por la permanencia de los productos de metabolización del alcohol en los tejidos y la sangre. Entre estos se encuentra el acetaldehído, que es un compuesto intermedio en la degradación del etanol a acetato. Este metabolito intermedio, además de ser tóxico para las células del cuerpo (es capaz de provocar un estado de inflamación) también interfiere en la calidad del sueño, siendo éste no reparador. Uno de los motivos del número elevado de acetaldehído es el déficit de vitaminas del complejo B, ya que éstas actúan como cofactor enzimático en la descomposición del etanol.

Por último tenemos una situación de hipoglucemia, que es debida a que nuestro atareado hígado esta muy ocupado en metabolizar el alcohol en vez de obtener glucosa en esta situación de ayuno en la que nos encontramos, y de ahí la debilidad y el malestar.

¿Cuál es la dieta ideal en esa mañana resacosa? (bueno, lo ideal es tener el Mpapa, pero imaginemos que aún no lo tenemos a mano…). 

La dieta para una persona que tiene náuseas y ningún apetito  no es fácil. Pero en la medida de lo posible es conveniente que tomen unas alcachofas al vapor con zanahorias y apio con sal gorda. Esto mientras que adquieren Mpapa. Y después un infusión de manzanilla con unas gotas de limón.

Dicen que hay alcoholes mejores que otros. Si nos apetece una copa, ¿qué nos recomendarías y por qué?

Naturalmente los vinos de calidad ya sean blancos (son más ácidos) o tintos son las bebidas alcohólicas menos dañinas. Pero si hablamos de copas de  40 grados de alcohol, siempre deberemos buscar que sean tridestilados y a ser  posible que no sean bebidas blancas (anís, ginebra, ron, vodka). El ron tridestilado de color marrón es mejor que el blanco. Y un buen whisky de malta es preferible a otra bebida de alta graduación. Aunque existen ginebras tridestiladas de  muy buena calidad, que en cantidades moderadas son pasables.

¿Es cierto que los hombres toleran mejor el alcohol que las mujeres? ¿A qué es debido?

Efectivamente a las mujeres les afecta más el alcohol porque su hígado segrega en menor cantidad que los hombres unas enzimas. Estas enzimas hepáticas son  la alcohol-deshidrogenasa (ADH), la aldehído-deshidrogenasa (ALDH) y el citocromo P450llE1 (CYP2E1). Estas enzimas desdoblan y metabolizan el alcohol, obviamente al estar presentes en menor cantidad en el sexo femenino, es lógico que el alcohol les afecte bastante más.

Para finalizar, hace años una compañera de instituto me dijo que el secreto de la longevidad de su abuela -106 años-  era que bebía un vasito de whisky cada noche. ¿Esta afirmación tiene algún sentido o es pura leyenda familiar?

No creo que el secreto de la longevidad de esta señora centenaria  sea que beba una copa de whisky. Lo que nos hace a los seres vivos más longevos es ingerir antioxidantes como son el SOD (superoxido de dismutasa), la catalasa, etc. El proteger los telómeros (extremos de los cromosomas) con complementos dietéticos (tipo champiñones orientales, cordiceps, reishi), evitar una dieta acidificante,  “ocuparnos” en vez de preocuparnos,   acompañar al que lo necesita... etc. ¡Aunque un vaso de vino al día es saludable!


Otras noticias de interés